Sailing - Shuttle - Service : Panama - Columbia - Cartagena - San Blas - Cuba - Jamaika - Nicaragua - Honduras - Belize
ratte.gif

STAHLRATTE

un velero circumnavega el mundo

 

     ger-flag en-flag sp-flag      

home/viva al bordo

Viva al bordo

El “Gran Viaje” del Stahlratte tendrá una duración de entre 3 y 4 años, aunque es posible que se alargue a 5 ó más, pero no es obligatorio inscribirse para la totalidad del viaje. Se pueden elegir singladuras más cortas entre los diferentes puntos que toque el barco. Toda persona que sea socio de nuestra “Asociación para la Promoción de la Navegación a Vela” (Vereins zur Förderung der Segelschiffarht), podrá navegar con nosotros.
Una vez a bordo el socio se integrará en una tripulación compuesta por un mínimo de 5 y un máximo de 20 miembros. En esa tripulación habrá siempre profesionales con los conocimientos marinos necesarios para asegurar el gobierno del barco y el éxito de la travesía. El resto de la tripulación lo formarán un conjunto de personas que puede ser muy variopinto y cuya familiaridad con las teacute;cnicas de navegación podrá ir desde el neófito ignorante de todo lo que sea navegar, hasta quienes ya cuenten con una gran experiencia en este campo. El Capitan coordina las diferentes labores a realizar, todos y cada uno de los miembros de la tripulacion colaboraran en la gobernabilidad y mantenimiento del barco, así como en otras actividades necesarias para la vida a bordo: tareas de navegación, guardias, turnos de cocina y mantenimiento del barco El cometido principal a bordo, es mantener el rumbo de la nave realizando los trabajos necesario para ello, principalmente llevar el timón y organizar las maniobras de vela que se precisen.
Además de esas tareas principales nos mantendremos ocupados con otras multiples e interesantes actividades propias de la vida en el mar como la lectura de cartas marinas, teacute;cnicas de navegación, meteorología, marcaciones, astronomía, cepillado de la cubierta y conocimiento y mantenimiento del mecanismo del motor auxiliar que nos ayuda durante las maniobras de entrada y salida de puerto así como para navegar por canales estrechos o en zonas de bajo calado y en situaciones de calma chicha ; solo en casos excepcionales durante la navegacion en alta mar. Tanto los vientos como las corientes influyen decisivamente en la direccion y la velocidad de nuestro trayecto.
La idea que ha puesto en marcha una empresa como el viaje del Stahlratte ha sido forjada con un espíritu colectivo y participativo, lo cual requiere cierta capacidad de trabajo en equipo por parte de los participantes. Al mismo tiempo es tambieacute;n importante la iniciativa personal de cada uno para superar los “tiempos muertos” en caso de “calma chicha” , cuando la falta de viento dificulta la navegación, o cuando estemos fondeados o amarrados en puerto. Pese a las salidas a tierra y los desembarcos de varios días, el hecho es que mucho de nuestro tiempo transcurrirá a bordo, liberados de las tareas propias de la navegación y con tiempo libre a nuestra disposición. Cada tripulante será responsable de organizar por si mismo su vida durante su tiempo libre a bordo. No tenemos “animadores” , pero si diverso equipamiento para una variada gama de diferentes actividades con las que ocupar el tiempo libre, así como una excelente biblioteca, un equipo de música y una televisión! Por supuesto serán bienvenidas sugerencias personales que ocupen a los grupos en actividades lúdicas; que pueden ir desde campeonatos de mus, o torneos de ajedrez, hasta la organización de cursos de baile, concursos gastronómicos, etc.La aportación individual es del mayor intereacute;s en estas materias. El resto del vieje es impredecible....